En nuestro centro también le atenderemos en

Vértigos y Mareos

La sensación de que nuestro alrededor da vueltas y que nada está quieto, acompañada de inestabilidad, nauseas, vómitos, etc. son consecuencias del mareo y vértigo.
Una disfunción en la zona cervical alta (C1-C2) y/o en las estructuras cerebelosa y vestibulares (oído interno), que desempeñan un papel importante en el equilibrio y la postura del cuerpo, suelen ser la causa de vértigo.
Esta disfunción puede ser producida por: caídas, lesiones, accidentes, latigazo cervical, etc. o estar relacionada con migrañas y enfermedad de Meniere's, entre otros.
En lugar de solucionar el vértigo o los mareos de raíz, el tratamiento convencional se limita a enmascarar los síntomas por medio de medicamentos. Sin embargo, los tranquilizantes pueden provocar adicción, y los betabloqueantes pueden conducir a una multitud de efectos secundarios.
Además del problema de la adición, los fármacos modifican la realidad y encubren el problema sólo durante la duración del tratamiento, sin resolverlo a largo plazo.

Solución quiropráctica

La Quiropráctica, terapia natural que no recurre ni a los fármacos ni a la cirugía, refuerza la resistencia del organismo.
Al eliminar las interferencias nerviosas a lo largo de la columna, el Doctor en quiropráctica restablece el equilibrio de la columna vertebral, dotando al organismo de una mejor capacidad de adaptación a su medio ambiente, permitiéndole recuperar de los mareos.
Actúe ahora mismo. Un sistema nervioso saludable es la mejor armadura para protegerse del vértigo y de los mareos.