En nuestro centro también le atenderemos en

Lumbalgia

La lumbalgia, lumbago o dolor de espalda baja es una dolencia muy frecuente en nuestros días. Las malas posturas, el ejercicio físico y formas inadecuadas de cargar peso son sus causas más frecuentes.
El dolor suele acompañar una contractura muscular. Sería conveniente comprobar que no se haya producido una inflamación discal o articular, alterando la función vertebral de la columna. Esto daría pie a que el problema se repita una y otra vez, cada vez con más frecuencia. Tras una lumbalgia siempre se esconde un origen.
Los síntomas habituales suelen ser dolor y rigidez y suelen aparecer dentro de las 24 horas posteriores a la contractura muscular. Algunas personas sufren este dolor de forma crónica debido a malas posturas constantes u otras formas de estrés diarios.

Solución quiropráctica

Los estudios más prestigiosos demuestran como la quiropráctica es una de las terapias más eficaces contra la lumbalgia, ya que se dirige al origen del problema lumbar en vez de mitigar solo los síntomas. El tratamiento tradicional administra analgésicos y antiinflamatorios, enmascarando así solo los síntomas, pero no resolviendo la causa del lumbago.
En nuestra clínica, el quiropráctico le hará un completo examen para conocer la causa de su lumbago. Tras el diagnóstico, el doctor en quiropráctica le administrará el tratamiento adecuado desde la primera visita.
El quiropráctico utiliza técnicas que consisten en suaves movimientos vertebrales y estimulación neurológica, totalmente inocuos e indoloros, devolviendo la columna a su posición ideal. Así se conseguirá acabar con el origen mecánico-funcional del lumbago, eliminando los síntomas dolorosos.
Cabe destacar que no se debe confundir el lumbago o lumbalgia con otras dolencias de la espalda como la ciática o la hernia discal.