En nuestro centro también le atenderemos en

Fibromialgia

La fibromialgia es una patología que se caracteriza por rigidez y dolor de intensidad variable en músculos tendones y tejidos blandos. En la fibromialgia no se detectan alteraciones físicas en las radiografías, pero por medio del examen físico se detectan puntos sensibles y dolorosos. La localización de estos puntos es lo que caracteriza la enfermedad y por medio del cual se diagnostica la fibromialgia. Aunque para paliar los síntomas se suelen administrar fármacos como analgésicos y antiinflamatorios, estos no suelen ser muy efectivos y suelen tener multitud de efectos secundarios.

Los puntos hipersensibles en la fibromialgia Síntomas comunes del paciente de fibromialgia
Se han descrito hasta 18 puntos dolorosos o hipersensibles repartidos por el cuerpo en los pacientes de fibromialgia. La quiropráctica incide especialmente en la eliminación de estos puntos sensibles. El paciente también notará una recuperación de su vitalidad y estado de ánimo, así como una mejora en los problemas de insomnio.
  • Puntos dolorosos o hipersensibles repartidos por el cuerpo
  • Rigidez
  • Debilitamiento intenso
  • Fatiga profunda
  • Trastornos del sueño
  • Alteraciones del ritmo intestinal
  • Rigidez en las extremidades superiores o inferiores
  • Episodios depresivos acompañados de crisis de ansiedad.
  • Dolor de cabeza
  • Migrañas
  • Dificultad de concentración y dificultad para recordar cosas
  • Aumento de la sensibilidad táctil

Solución quiropráctica

La quiropráctica es una técnica altamente efectiva para ayudar a pacientes con fibromialgia. Los éxitos alcanzados con los pacientes del Doctor en Quiropráctica Jorge Benet avalan la efectividad del tratamiento.
Por medio de ajustes y manipulaciones en las articulaciones se consigue eliminar los dolores. Estas manipulaciones tienen un efecto directo sobre el sistema nervioso, aumentando la función de los mecanoreceptores y disminuyendo los nociceptores (receptores del dolor), reduciendo tensión muscular y aumentando la movilidad y el efecto antiinflamatorio localizado, mejorando así a los pacientes sin la necesidad de administrar medicamentos.
La Quiropráctica incide directamente en la eliminación de los puntos dolorosos y la rigidez y supone una mejora de la calidad de vida de los pacientes. Al eliminar o reducir los dolores, el paciente también mejorará su estado de ánimo, aumentará su vitalidad y se reducirán los problemas de insomnio y ansiedad.