En nuestro centro también le atenderemos en

Niños

Los padres aprecian la importancia de las revisiones dentales, del oído y de la vista de sus hijos, pero olvidan quizás la más importante de todas: la revisión de la columna vertebral. No hay que esperar a sentir dolor de espalda para visitar a un Doctor en Quiropráctica. Los niños son los que sufren más subluxaciones debido a las caídas, malas posturas, mochilas pesadas, aprender a caminar o ir en bici. Como una caries silenciosa, la subluxación vertebral afecta a todo el organismo del niño sin que a priori se noten los efectos. El cuidado quiropráctico aporta bienestar de forma natural y tiene una función preventiva de suma importancia para la calidad de vida de los niños y su rendimiento escolar.

Saber más

A continuación hemos incluido una lista de investigaciones que pueden ser de su interés:

Hiperactividad Habilidades motoras y de coordinación
Tras haber examinado y diagnosticado varios casos de hiperactividad y de desórden en la concentración de los niños, hemos descubierto que las subluxaciones en las cervicales pueden dar como resultado problemas de neurotransmisión". El Dr. Gutman, PhD descubrió que los niños que padecían subluxaciones en las cervicales superiores presentaban: "El síndrome del bloqueo del Atlas (la primera cervical)" que causa: un mal funcionamiento de las habilidades motoras y en consequencia una falta de coordinación, así como un sistema inmunológico debilitado que da como resultado persistentes infecciones de oído, nariz y garganta.
Leche materna La inmunidad en la Infancia
En este estudio se descubrió que la mayoría de los niños con discapacidad, al ser alimentados por sus madres superaron el problema después de haber recibido cuidados quiroprácticos. Los resultados de este estudio piloto demostraron que los niños que recibían cuidados quiroprácticos regulares presentaban un incremento en la resistencia a enfermedades típicas de la infancia.
Cólicos Inmunidad
316 niños con cólicos moderados o severos recibieron ajustes por parte de 73 quiroprácticos. El resultado fue positivo en un 94% de los niños que recibieron cuidados quiroprácticos. El Dr. Ronald es un científico investigador de la susceptibilidad genética de la enfermedad. Trabaja en la división de investigación en the Preventative Medicine Institute.
Estudió los sistemas inmunológicos de varios individuos y encontró que las personas que recibían cuidados quiroprácticos experimentaron una mejoría del 200-400% en la respuesta de su sistema inmunológico, en comparación con aquellos individuos que no recibieron cuidados quiroprácticos.

Mejora de la inmunidad

En un estudio finalizado recientemente se compara la salud general entre niños que han crecido siguiendo un modelo quiropráctico (vitalista) y aquellos que han seguido el modelo de la medicina tradicional (mecanista).

Se descubrió que los niños bajo el modelo quiropráctico:
1. Tenían menos infecciones de oído (el 20% comparado con el 69% de los niños bajo la medicina tradicional).
2. Sufrieron menos alergias.
3. Tuvieron menos problemas con las amígdalas.
4. Utilizaron menos antibióticos a lo largo de los años.
5. La subluxación y el potencial genético.

En un estudio se comprobó que la irritación (subluxación) de la región dorsal 3 y 4 altera la expresión genética de las células nerviosas. Esto influye directamente en el cerebelo, afectando la estabilidad emocional del individuo, su capacidad para resolver problemas y su coordinación. Si el cerebelo se ve afectado, a su vez, también el tálamo con la consiguiente alteración de la función cortical. También provoca un mal funcionamiento de los órganos, arterias, discos, células musculares y el sistema nervioso simpático. Todos los nervios involucrados en este ciclo cambiaron su expresión genética de forma obvia.