En nuestro centro también le atenderemos en

Embarazo

No existe ningún otro momento en la vida de una mujer donde la increíble capacidad de adaptación del cuerpo humano se ponga en mayor evidencia como durante el embarazo. Los cambios fisiológicos que acompañan al embarazo son asombrosos. Estos cambios se dirigen a crear un ambiente óptimo para el desarrollo del embrión.
Desafortunadamente, a medida que el embarazo va progresando, algunas de las comodidades dadas para el feto pueden resultar comprometidas para la integridad de la espina dorsal y sistema nervioso de la madre. Así mismo, el embarazo es un proceso dinámico de numerosos cambios que tienen lugar en un relativo corto plazo. Estos cambios deberían de hacer primordiales las visitas regulares al quiropráctico, junto una alimentación sana, equilibrada y ejercicio moderado. La Quiropráctica ayuda a las mujeres y a recuperarse, mantenerse en su mejor nivel de salud, antes, durante y después del embarazo.

Saber más

¿Cuáles son los beneficios de recibir Cuidados quiroprácticos durante el embarazo?

Estudios clínicos están demostrando actualmente los numerosos beneficios de recibir cuidados quiroprácticos antes, durante y después del embarazo.
Al reducir los efectos de la subluxación vertebral, su quiropráctico se asegura de hacerle capaz de permanecer activa durante el embarazo. Los estudios demuestran que durante un embarazo normal y sin complicaciones no existe la necesidad de restringir las actividades de impacto leve (estiramientos, caminar, nadar).
De hecho, se ha demostrado que mantenerse activa durante el embarazo tiene efectos beneficiosos tanto a corto como a largo plazo para su bebé. El ejercicio constante ayuda a tener un parto normal y puntual. También sabemos actualmente que las mujeres que comienzan, y mantienen un programa de ejercicios de pesas moderado durante el embarazo, mejoran las posibilidades de dar a luz a un bebé más sano y de mayor peso.
Así mismo, los bebés de mayor peso al nacer resultan más inteligentes en su vida adulta.

Otro estudio importante dirigido por Irvin Henderson MD, un miembro de la AMA Board of Trustees, añade que las mujeres que reciben ajustes quiroprácticos durante el tercer trimestre de embarazo tienen un parto más cómodo. El Dr. Per Freitag MD, un reconocido doctor quiropráctico, estudió los efectos de los ajustes quiroprácticos en un grupo de mujeres embarazadas. El estudio demostró que la necesidad de tomar analgésicos durante el embarazo se vio reducido a la mitad en las pacientes embarazadas que recibieron cuidados quiroprácticos.
Ha quedado demostrado que la quiropráctica reduce significatívamente el promedio de tiempo dedicado a dar a luz. Investigaciones llevadas a cabo por el Dr. Joan Fallon revelaron una reducción de un 24% en el promedio de tiempo de dar a luz en aquellas mujeres que dieron a luz por primera vez y que también recibieron cuidado quiroprácticos. La investigación del Dr. Fallon también reveló que el tiempo era todavía un 39% más corto en mujeres que daban a luz por segunda o tercera vez y que además recibían cuidados quiroprácticos.
Los ajustes regulares pueden hacer un embarazo menos difícil y un parto más cómodo. Los cuidados quiroprácticos pueden ser recibidos con toda seguridad hasta el día anterior al parto.

¿Es la Quiropráctica segura durante el embarazo?

Los cuidados quiroprácticos recibidos durante el embarazo demuestran ser seguros tanto para la madre como para el feto. Los ajustes quiroprácticos son extremadamente suaves durante el embarazo debido al incremento de la circulación de hormonas que se da en las madres, responsables en causar una insignificante relajación en músculos y ligamentos. Su quiropráctico también tiene a su disposición un número de técnicas de ajuste que proporcionan una mayor comodidad y seguridad para la madre y el feto.

¿Con qué frecuencia debo recibir cuidados Quiroprácticos durante el embarazo?

La frecuencia apropiada de los ajustes quiroprácticos varia en cada mujer, por varias razones. Generalmente, los cuidados suelen ser regulares durante el embarazo normal y sin complicaciones. Los cuidados quiroprácticos forman una parte integral del nivel de vida que ayuda a las mujeres a recuperarse, mantenerse sanas a lo largo y después del embarazo.
Con los consejos adecuados y llevando una vida sana, junto con unos cuidados quiroprácticos constantes, los retos asociados con el embarazo pueden ser superados. Además, al optimizar su bienestar, antes y durante el embarazo, una mujer embarazada puede también apreciar mejor la bella experiencia que el embarazo le puede proporcionar, con la ilusión del nuevo ser, y la creación de un lazo íntimo en constante desarrollo entre la madre y el niño.